Mover Montañas pide que la ley de desarrollo rural atienda las especificidades de los territorios de montaña.

38 comarcas de 14 comunidades autónomas cooperan para poner en valor el gran aporte que hacen a la sociedad estos territorios: ss urgente y de vital importancia que se dé respuesta a las reinvindicaciones históricas de las zonas de montaña.

Carmen Comadrán. Representantes de 38 comarcas de montaña de 14 comunidades autónomas se reunieron ayer en Vegadeo para analizar el resultado de más de tres años de trabajo conjunto y para analizar sus futuras vías de acción.

 Cada uno de los 38 grupos que forma parte de Mover Montañas lleva más de 10 años luchando por la sostenibilidad de sus territorios, considerando las zonas de montaña desde el punto de vista natural, cultural y social, tratando de poner en valor su gran riqueza patrimonial. Sin embargo, se han encontrado con que los recursos de que disponían para ordenar y gestionar estas zonas no han sido suficientes, poniendo en grave peligro la continuidad del cuidado de estos frágiles ecosistemas.

Por ello reivindican que, definitivamente, las políticas que se adopten desde la administración respecto a estas zonas se apliquen y sean efectivas. Los grupos de acción local contemplan esperanzados la nueva ley de desarrollo rural y su deseo es que la aplicación de su normativa dé respuestas a las reivindicaciones históricas de estos territorios. “No es suficiente sólo con que la ley recoja estos planteamientos de igualdad territorial. Tiene que existir una voluntad política firme para que se apliquen las medidas correctoras que se plantean. Los territorios de montaña seguimos aportando mucho pero lo que recibimos a cambio hace que nuestra actividad y nuestro trabajo no sean sostenibles. La no acción de la administración nos está imposibilitando continuar. Y si los territorios de montaña se abandonan a su suerte no sólo perderemos los habitantes de las montañas sino toda la sociedad”, explica el coordinador de la iniciativa Ignacio Rodríguez Amor.

En el congreso celebrado ayer obtuvieron el compromiso de Paloma López-Izquierdo, Subdirectora General de Igualdad y Modernización de la Dirección General De Desarrollo Sostenible del Medio Rural. “Hay una firme y decidida voluntad de corregir las desigualdades entre estas zonas y el medio urbano. Queremos aumentar la calidad de vida de los habitantes del medio rural, que tengan los servicios necesarios para que sus oportunidades sean las mismas que las que se generan automáticamente para los habitantes del medio urbano. Queremos un medio rural que dé oportunidades a las personas que quieran desarrollar en él sus actividades profesionales”

Mover Montañas cerraba ayer un primer periodo de trabajo que se inició en el año 2004. Reuniones en sus territorios para diseñar una estrategia de desarrollo sostenible de los territorios de montaña, la edición de los “Cuadernos Digitales para Mover Montañas”, accesibles desde su web, y el rodaje de una serie documental de 9 capítulos, para televisión, han sido los resultados de labor. “Para el futuro”, afirman, “seguiremos cooperando y buscando el apoyo necesario para mover montañas”.